Rentabilidad: Qué es y cómo mejorarla

Compártelo en:

¡Es un negocio rentable! ¿Cuántas veces has escuchado decir frases como esta? Te aseguro que muchas. A menudo algunas personas utilizan el término “rentabilidad” sin saber cuál es su verdadero significado ni cómo se calcula. Desconocer la naturaleza de este indicador impedirá gestionarlo exitosamente.

La rentabilidad es un índice que nos permite conocer la relación existente entre los beneficios obtenidos y la inversión realizada en un determinado negocio. Su cálculo es muy simple, sólo basta dividir los beneficios obtenidos entre la inversión realizada. Normalmente se expresa en porcentaje (%) y mientras mayor sea, entonces la situación será relativamente mejor.

¿Cómo mejorarla?  Existen muchas formas de gestionar la rentabilidad de una empresa, en este artículo mencionaré 5, planteadas desde un enfoque comercial y operativo/administrativo.

1. Incrementa la cantidad de clientes

Por lo general conseguir más clientes se traduce en mayores ingresos para asumir los gastos fijos de tu empresa, ello hará que el costo total unitario de tu producto sea menor. Conclusión: Si los costos son menores, la rentabilidad será mayor.

2. Estrategia de venta cruzada

Esta práctica es también conocida como “Cross Selling” y consiste en vender productos relacionados o conexos al producto principal. Implementar una estrategia de venta cruzada te permitirá incrementar el ticket promedio, es decir la cantidad de dinero que gasta un cliente en tu negocio. Por lo tanto, tus beneficios serán mayores.

3. Acciona en función a tu portafolio

En todo negocio existen dos importantes grupos de productos: Aquellos que permiten gestionar los volúmenes de venta (rotación alta) y aquellos que permiten gestionar la rentabilidad; determina cuales pertenecen a este último grupo y despliega acciones que promuevan su venta.

4. Busca siempre la eficiencia

Este aspecto es clave. En todo momento y en la medida de lo posible se debe procurar «hacer más con la menor cantidad o la cantidad justa de recursos«. Haciendo esto gastarás menos y la utilidad de tu empresa será mayor. Las acciones orientadas al logro de eficiencia no deben afectar la calidad de tus productos y/o servicios, tampoco los factores higiénicos de cara a los colaboradores de la empresa.

5. Revisa los márgenes constantemente

Todo empresario debe monitorear constantemente los márgenes de rentabilidad del negocio. Una disminución en los márgenes puede estar relacionada al incremento en el valor de adquisición de los productos o al otorgamiento desmedido de descuentos al momento de vender. También es posible que ocurran ambas situaciones al mismo tiempo. Recordemos que sólo es posible mejorar aquello que se puede medir y controlar.

Como lo mencioné líneas arriba existen muchas formas de gestionar la rentabilidad de una empresa; la estrategia a aplicar dependerá de la situación particular de la misma, el entorno, el enfoque del equipo de trabajo, entre otros aspectos.


Compártelo en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Abrir chat
¿Chat con un asesor?